domingo, 21 de junio de 2020

Cosas que se ven en las piedras

Este grupo escultórico monumental, de 30 metros de alto por 60 de largo y 35 de profundidad, ejecutado a lo largo de cientos de miles de años por las olas y los vientos del Cantábrico (en un granito de calidad excepcional, que permite un pulido casi como el del mármol), se encuentra en el cabo de Morás, en la costa de Lugo. Y ahora ya es parte de mi colección de fotografías de retablos geológicos y “cosas que se ven en las piedras”, colección que se inició y va creciendo mayormente al albur de lo que el destino me pone a veces delante de los ojos cuando voy buscando otras cosas. Pero este no fue el caso en la presente ocasión; aquí llegué a propósito y con una cierta idea de lo que iba a encontrar, aunque la realidad resultó bastante más impresionante que lo que había imaginado. © Antón Rodicio 2020.

No hay comentarios:

Publicar un comentario